Tarjeta Verde

La Tarjeta Verde es un concepto que nace en Proyecto Cantera Juntos por México A.C., como herramienta para reforzar aquellas conductas pro-sociales que surgen de manera genuina en niños y jóvenes.

El uso de la tarjeta verde funciona bajo el mismo concepto que las tarjetas amarillas y rojas en el futbol, con la enorme diferencia de que nosotros las sacamos para notar aquellas acciones positivas que surgen durante los entrenamientos y partidos. Con esto, se deja de lado la tendencia de remarcar lo negativo, evitando la vergüenza, tristeza y confusión de no saber para qué son buenos, también se disminuye la sensación de hacer “todo siempre mal”.

Uno de los objetivos de la Tarjeta Verde es fomentar la cultura de la legalidad, al fortalecer el Fair play o juego limpio.

Reforzar positivamente, de acuerdo al aprendizaje operante, es cuando a una respuesta como ayudar a levantar a un compañero, por ejemplo, le sigue la aparición inmediata de un estimulo, en este caso la Tarjeta Verde. De tal forma, que al otorgar la condición satisfactoria, como la es la tarjeta verde, señalada por el entrenador, educador y/o arbitro, de manera emotiva y positiva, y en consecuencia directa de un comportamiento genuino, permite que los jugadores tiendan a repetir dicha respuesta conductual. Un reforzamiento positivo entonces puede considerarse como un reconocimiento ante un comportamiento, algo por lo cual estamos dispuestos a trabajar con tal de conseguirlo.

Entendiendo así, que toda conducta se mantiene o se extingue en una persona por las consecuencias que ésta tiene. Es importante notar entonces que el gritar, marcar negativamente, o castigar ante una conducta antisocial, también se estaría reforzando. En Proyecto Cantera permitimos que sean las consecuencias lógicas y naturales a la transgresión, las que operen como inhibidoras de la conducta, y acompañamos, sin poner en evidencia al niño o joven, a que reflexione y reconstruya o repare lo que se ha destruido con su conducta.

Dentro del contexto del futbol de Proyecto Cantera el máximo reforzador positivo es la tarjeta verde, otros reforzadores positivos muy poderosos son el elogio, las felicitaciones, las sonrisas, y demás lenguaje verbal y no verbal que exprese aceptación de manera especifica y oportuna.

En los niños y jóvenes se produce un fenómeno llamado Profecías Autocumplidas o Efecto Pigmalión, esto quiere decir que los niños y niñas se comportaran como se les trate o como se les considere; de tal forma que si a un niño le suelen decir “felicidades, eres muy bueno”, “trabajaste muy bien hoy”, “siempre trabajas de forma muy ordenada”, “bien hecho, como siempre”, etc. es probable que este niño y joven empiece a comportarse de forma adecuada, pues con estas frases de apoyo él entiende que lo esta haciendo bien y que debe de seguir así, pues así es su forma de ser. De lo contrario, si a un niño o joven constantemente se le repiten frases como “muy mal, eso esta mal”, “eres un tonto, siempre haces mal todo”, “no puedo confiar en ti”, “te voy a quitar el balón porque estas trabajando muy mal, como siempre”, etc. El niño o joven entenderá que ésta es su forma de ser y seguirá comportándose de esta manera en diferentes lugares, pues entiende que si todos le repiten a cada momento estas frases entonces esa es su forma de ser y así se comportará.

Precisamente estas frases positivas o negativas sobre los niños y los jóvenes son Profecías que el mismo niño o joven cumplirá para si mismo. Por esto es sumamente importante cuidar nuestros comentarios con los niños y jóvenes, pues un mal o buen comentario  puede marcar la vida de ellos para siempre.

Los niños y jóvenes aprenden mucho de observar cómo actúan las personas o compañeros a su alrededor y de acuerdo a las consecuencias que ellos observan es que suelen comportarse.

Por lo anterior, es muy importante que todo tipo de estrategia se realice a la vista de todo el grupo: otorgar tarjetas verdes, felicitar a alguien usando el Efecto Pigmalion, dar retroalimentación Positiva, todas estas estrategias que procuran aflorar lo mejor de cada niño y joven debe de hacerse de forma que todos los demás lo observen. A cada momento el entrenador sirve como modelo para los niños y jóvenes, el entrenador  no debe de permitir que estas herramientas conductuales o cognitivas pasen por alto para el grupo.

 

Usar la Tarjeta Verde, permite a que quien lo use, tomar el valioso papel de Educador y Formador, una postura de una persona con valores muy valiente dentro nuestra sociedad, porque solo a través de la educación en valores es posible trasformar la realidad.

imagen tarjeta verde

Gracias por confiar en Proyecto Cantera como tu guía y socio para cambiar la vida de niños, niñas y jóvenes.

 

Gracias por compartir esta publicación en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *